martes, 22 de febrero de 2011

Paris Hilton: Moulin Rouge, nuevo dígito y una "pequeña" sorpresa.

Para empezar a introducirnos en el brillante y espectacular mundo de las celebrities, ¿quién sería mejor que nuestra heredera multimillonaria más polémica?
Sin duda, Paris Hilton de algún modo u otro siempre logra posicionarse en lo más alto de los cotilleos mundiales (ya sea por sus intentos, normalmente poco exitosos, de encontrar alguna especialización que le haga ser más que solamente “la famosa heredera” - como actriz, diseñadora, modelo, cantante…; o por su escandaloso estilo de vida en general). Y esta vez no ha sido menos. El pasado 17 de Febrero la polifacética rubia cumplió (atención) ¡los 30 años! Muchos llegaron a pensar que el hecho de cambiar de dígito supondría un ligero hundimiento moral para Paris, pero sin duda ella demostró lo contrario, pues a pesar de confesar que se encontraba en un “estado de pánico”(!), celebró su gran día por todo lo alto.
La particularidad de su fiesta fue que estuvo ambientada en los años 20 y el Moulin Rouge, un evento sin duda tan sensacional como para aprovechar para anunciar el supuesto lanzamiento de su segundo álbum de estudio “Billboard”, a pesar de que, curiosamente, prefirió guardarse los detalles, de momento, para ella misma. Podemos estar bastante intrigados en cuanto a esta afirmación… ¿Será Billboard el éxito que tanto espera o se quedará en un leve recuerdo de otro fallido intento de autodescubrir un talento que no tiene?
Otro gran acontecimiento de la fiesta fue el “pequeño regalo” que le hizo su novio, Cy Waits: nada menos que el Lexus LFS, valorado en más de 375.000 dólares. Esperemos que Paris lo trate con cuidado… y que este gran coche no sea la próxima víctima inocente de una de las movidas noches de fiesta de la joven.
¿Serás capaz de hacer justicia al gran significado implícito de responsabilidad y madurez que conllevan los 30 años, Paris? Esperemos que sus escandalosas historias se vayan calmando de ahora en adelante, que recapacite y deje de lado las imprudencias e ilegalidades. Con treinta también una niña rica como ella debería pasar del egocentrismo (pensemos en su próxima serie de televisión “El mundo según Paris”) y definitivamente encontrar su sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada